Saltar al contenido

¡Todo lo que tienes que saber sobre la Celulitis!

En 1920 se utiliza por primera vez la palabra celulitis. Podemos encontrar otros nombres como: lipoesclerosis nodular, paniculopatía edemato-fibroesclerosa o lipodristrofia.

En definitiva estamos hablando de un trastorno del metabolismo del tejido subcutáneo. En este proceso intervienen tanto las fascias, el tejido graso y por supuesto la microcirculación.

Hay que decir que las mujeres sufren más el problema de la celulitis que los hombres, cerca del 95% de las mujeres sufren este trastorno.

Existen varios factores para que se produzca la celulitis, pero los resumiremos en dos:

Intrínsecos: genética y hormonales

Extrínsecos: actividad física y alimentación

Que puedes hacer con la celulitis

Tienes varias opciones aunque ninguna es 100% eficaz. Es mucho mejor prevenirla

En el mercado puedes encontrar diferentes tipos de cremas o aceites de algas, de extracto de café, de calor, etc. La principal finalidad de estas cremas es la de estimular la circulación y así conseguir un mejor drenaje, consiguiendo de esta forma mejorar la textura, el aspecto de la piel y reducir algunos centímetros de la zona donde la apliques.

Puedes encontrar también diferentes tipos de masajeadores tanto eléctricos como manuales, cuya finalidad es la misma que la de las cremas y que aumentan su efectividad si los combinas con las cremas o con los aceites.

Tu estilo de vida

Según nos dicen algunos estudios científicos, esto es lo verdaderamente importante, ¡¡TU ESTILO DE VIDA!!.

Ya sabemos que esto es fácil de decir y muy complicado de hacer, pero se puede conseguir, solo sigue estos consejos que te damos y empieza poco a poco.

El ejercicio

El ejercicio es fundamental para tener buena salud en general, tanto a nivel físico como mental.

Mujer andando

Para nada hacen falta horas interminables de gimnasio y estar estresad@s por no llegar a a hacer la mitad de los ejercicios o llegar exhaust@s a casa.

Puedes empezar por caminar tan sólo una hora al día, con eso es suficiente, conforme vayas cogiendo más forma física, puedes aumentar el nivel de dificultad.

La dieta

¿Cuantas veces hemos escuchado eso?, ¡Tienes que cambiar tu dieta!

Como si fuera requetefacil renunciar de la noche a la mañana de las pizzas, las hamburguesas, las alitas de pollo y el supermanjar de: patatas fritas con huevo frito y pimientos.

Pero, se puede conseguir, pasa como con el ejercicio, tienes que empezar poco a poco.

Empieza introduciendo un poco más de fruta en tu alimentación, luego un poco más de verduras, sustituye los refrescos azucarados por agua. De esta forma, cuando te quieras dar cuenta lo habrás conseguido.

RECUERDA: ¡TU PUEDES CONSEGUIRLO!